Otra gran mamá comparte su testimonio

Otra gran mamá comparte su testimonio

“Soy una mama soltera. Tuve a mi hija a los 22 años, ahora tiene 3. Su papá nos abandonó cuando supo que estaba embarazada y yo he sacado adelante a mi hija sola. Siempre con mi familia a mi lado pero luchando día a día para darle un futuro mejor a mi hija. Cuando me enteré que estaba embarazada no tenía trabajo, mi papá había perdido el suyo y lo que ganaba mi mamá no era suficiente. Para la mayoría, mi hija llegaba en el peor momento; para mi llegó cuando más la necesitaba. Embarazada conseguí trabajo, estudié y ayudé en la casa. Cuando mi hija cumplió 2 años, renuncié a mi trabajo y aposté por mi negocio propio. Hoy, un año después, empieza una nueva etapa, conocí a un hombre que luchó solo por sus 2 hijos, así como yo, y estamos a unos días de convertirnos en una nueva familia. Para muchos trunqué mi vida al tener una hija en esas condiciones, para mí fue una prueba de valentía y mucho amor y hoy soy inmensamente feliz gracias a ella. Jamás pensé en no tenerla y a pesar que ser mamá soltera ha sido muy difícil, valió la pena cada segundo”.