La chica de las tres madres

La chica de las tres madres

Hola, soy la chica de las tres madres.

Me pidieron que te cuente mi historia, una historia muy íntima pero que vale la pena compartir contigo. No lo recuerdo pero viví 9 meses muy feliz con mi primera madre, mi madre biológica, aquella que me cuidó desde el primer segundo de mi vida dándome un lugar seguro para crecer y me permitió alimentarme y respirar a través de ella.

Por razones de las que no tengo conocimiento mi primera madre tomó una de las decisiones más difíciles de su vida y me entregó a mi segunda madre. Dónde estés te agradezco por haberme dado la vida y darme la oportunidad de crecer en una hermosa familia. Mi segunda madre es mi madre de corazón, a quien llamo mamá, la que me cuidó desde el momento en que nací y que día a día me brindó sus cuidados y amor. Amor que llevo siempre conmigo y que se convierte en el motor de mis acciones.

Mi segunda madre me enseñó que todos compartimos una madre, su nombre es María y es nuestra madre porque es el ejemplo que la inspira y quien además de darle la vida a nuestro Señor lo cuidó y amó. Cada una tiene un lugar especial en mi corazón. No dudes en ser madre, puedes ser cualquiera de las tres. Dar vida, dar amor o tener la bendición de, como María, poder hacer ambas. Únete, marcha por la vida.