En estas elecciones: ¡nuestro primer derecho, la vida!

En estas elecciones: ¡nuestro primer derecho, la vida!

Por Oscar Escalante

A poco menos de 80 días para la celebración de las Elecciones Generales, las diferentes candidaturas van tomando forma y las listas parlamentarias se van definiendo de modo tal que se van dilucidando, a ojos de la ciudadanía, las posturas de las diversas coaliciones y partidos frente a los temas claves del debate público: economía, derechos humanos, seguridad ciudadana, entre otros.

En el marco de la discusión de los derechos humanos (DDHH), quienes cada marzo marchamos por la defensa del derecho a vivir, debemos estar alertas. Al hacer una revisión conjunta de los planes de gobierno y los acápites en torno a los DDHH, no hay alguna candidatura presidencial que recoja de manera sistemática que la ciudadanía se manifestado a favor de la protección del derecho a vivir.

Los resultados del Informe de la Encuesta Nacional Urbana y Rural de Vox Populi de julio de 2015 son contundentes: el rechazo al aborto y a posibles candidatos que lo promuevan tienen cifras del 80% a más de la población nacional.

El medio millón de personas que asistieron a la Marcha por la Vida (solo en Lima y sin considerar las manifestaciones en las diferentes regiones del país) es un hito histórico que nos enfrenta a un reto mucho mayor en este año: asegurar que las próximas autoridades interpreten claramente que los peruanos no queremos ni toleraremos ninguna afectación al derecho a vivir por parte de los poderes públicos.

Esto supone un compromiso mucho mayor para quienes salimos cada año a las calles. Requiere entender la política y, en este momento, el debate electoral como un camino digno para hacer escuchar nuestras voces de modo tal que las políticas públicas reflejen nuestras reales necesidades.

La defensa del derecho vivir es una de las grandes causas ciudadanas del Perú de cara al Bicentenario. Y todos los pro vida debemos entender que el futuro lo ganaremos trabajando, que no llegará solo, y que supone un compromiso vital con aquellos que no votan porque aún les quedan años para gozar de ese derecho ciudadano o porque se encuentran en las primeras semanas de su desarrollo en el vientre materno.

Quienes hoy postulan para hacerse cargo de la conducción del Gobierno y del Estado deben entender que es necesario, en primer lugar, defender y proteger el derecho a vivir para la plena realización de la dignidad de la persona humana. Sino defendemos el derecho a vivir, ninguna política social ni de progreso que se proponga tendrá un real sentido humanista y de progreso.

Analicemos las candidaturas que se van inscribiendo, estudiemos los planes de gobierno, exijamos transparencia a los candidatos al Congreso de la República y votemos de cara al Bicentenario: ¡nuestro primer derecho, la Vida!

Deja un comentario

Comentario (requiere)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre
Correo